Volverán, o eso han asegurado desde Instagram. Pero a día de hoy, tras poco tiempo de iniciarse esta funcionalidad, no se pueden añadir gifs a las stories de Instagram. ¿El motivo? Un gif racista que ha encontrado un usuario al buscar crimen, que muestra un mono que hace avanzar un contador de crímenes cometidos por negros, jaleado por un presentador / animador blanco. Enseguida pidió explicaciones y que se produjera una disculpa.

Gif Instagram

Y efectivamente, han tomado medidas. Tanto Snapchat como Instagram han cortado por el momento las relaciones con Giphy. Desde la plataforma aseguran que no sólo han retirado ya el gif en cuestión, sino que han arreglado el bug en el filtro de moderación que permitió que se “colara” la imagen de la discordia.

Desde Snapchat e Instagram, por su parte, han asegurado que volverán a trabajar con Giphy cuando puedan estar seguros de que algo así no volverá a suceder.

¿Qué os parece? ¿Es una medida apropiada o demasiado drástica teniendo en cuenta las imágenes y vídeos que las redes sociales sí permiten que circulen porque según ellos no infringen ninguna de sus normas?