Hoy nos hemos encontrado con una de esas ideas que nos gustan tanto: sencillas y que solucionan algún molesto problema real, de la vida cotidiana. Se trata de Movavi Photo Editor, un software con el que podremos recuperar algunas de esas imágenes que creíamos perdidas por haber salido borrosas o con algo inadecuado en el fondo.

A todos nos ha dado rabia alguna vez ver cómo esa instantánea que parecía perfecta, finalmente sale movida. Puede ser por un descuido, por un problema de falta de luz o simplemente porque en ella salían uno o varios niños o mascotas, y ya sabemos lo que nos cuesta conseguir que se queden quietos para posar en una foto. Y no vamos a negar que a veces lo hacen… pero no cuando más lo deseamos. Así que ahí les tenemos como un manchurrón borroso en medio de nuestra obra de arte para el recuerdo. O esa foto que no habíamos preparado pero cuyo resultado nos encanta… y nos sale una señora bailando al lado o los cubos de basura de fondo, estropeando todo el encuadre.

 

Movavi antes

Antes del retoque

Movavi después

Después del retoque

Pues bien, para que podamos solucionar algo que parecía imposible es para lo que ha llegado Movavi. Os resumimos cómo funciona para que os podáis poner manos a la obra cuanto antes.

Primero, nos lo instalamos en nuestro ordenador. Nos dará dos opciones, Windows o Mac: elegimos la que corresponda y seguimos las instrucciones para instalarlo (muy sencillas y similares a las de cualquier otra herramienta de las que habéis instalado mil veces).

Pinchamos en “Buscar imágenes” para llegar a nuestra fracasada obra de arte, o simplemente la arrastramos hasta donde nos indican si la tenemos a mano en el escritorio o en una carpeta abierta.

Empieza la diversión! Tenemos varios botones. Si lo que deseamos es arreglar una foto borrosa, pincharemos en Ajustar, y a partir de ahí deberemos ir moviendo el control deslizante Enfocar hasta que veamos que la calidad va mejorando. Además, tenemos otro control deslizante, “Detalles”, que podemos mover hacia la derecha e iremos viendo cómo se enfatizan las texturas. Una vez solucionado el tema de la nitidez, podemos jugar con otros controles como Contraste y Brillo para mejorar la foto aún más. Ya que nos ponemos… 😉

Y ya está! Guardamos nuestra foto retocada y… a disfrutar de recuerdos nítidos! Aquí tenéis una muestra del antes y el después de una imagen. ¿A qué esperáis para hacer lo mismo con las vuestras?