¡Empezamos fuerte! 2020 ya nos ha dado los primeros virales, los primeros challenges, las primeras crisis… ¡y eso que solo llevamos unos días de año!

Empezamos las fiestas con un viral con música de Semana Santa: la abuela a la que bajaban las escaleras para llegar a la cena de Novhebuena con una saeta de fondo, como si llevaran un paso en procesión.

Nada más terminar las fiestas, se viralizaba la versión post navideña del ya conocidísimo tema de Rosalía «Con Altura». Seguro que lo habéis visto en más de un sitio.

También durante las vacaciones tuvimos algunas meteduras de pata empresariales de las épicas. El mejor ejemplo, Nissan, que «apostará por coches híbridos porque los eléctricos son difíciles de cargar para las mujeres». Tan contentos que se quedaron.

Volviendo a lo viral, si tenéis adolescentes o preadolescentes cerca es fácil que no solo hayáis oído la versión de «All I want for Christmas is you» de Mariah Carey mezclada con «Spaghettis And Waffles», sino que además os sepáis el baile. Pues bien, la artífice de este sonido que lleváis todas las navidades escuchando y que habéis bailado con mayor o menor éxito (y cuidado, seguramente hayan subido la prueba del delito y tengáis miles de visualizaciones) es una tinerfeña de 13 años, conocida como Ariannemusic en Tik Tok, donde tiene una legión de seguidores.

Y como reto, uno que no vais a superar (o si, no adelantemos acontecimientos) pero al que os podéis sumar. Se trata del iniciado por Donnie Wahlberg el 1 de enero de 2020, cuando paró a comer en un restaurante y le dejó a la camarera nada menos que 2020 dólares de propina. Dobló el ticket y se lo dio tal cual, pidiéndole que no lo abriera hasta que se fuera. Pero dejó lanzado el guante, añadiendo el hashtag #2020TipChallenge para animar a otros a ser también generosos con sus propinas. Puede que no tenga tanto tirón como el «In my feelings challenge», pero seguro que es menos dañino que este y que otros que han triunfado en 2019. Al menos, es mejor que el faroling, la otra tendencia que parece que empieza a arrasar entre los jóvenes y que consiste en hacer ejercicios de gimnasia en lo alto de una farola.