No termina de quedarme claro si esto es otro paso más para Snapchatearse o si lo que pretende Facebook es simplemente que pasemos más tiempo dentro de su plataforma, convirtiéndonos en jugosos hard users que ofrecer a los anunciantes a precio de oro. O quizá es una inteligente mezcla de ambas opciones.

El caso es que ahora, como si estuviéramos en Snapchat, vamos a poder añadir marcos creativos a nuestras fotos. Y pasarnos un buen rato haciéndolo, eligiendo, mirando si el nuestro gusta…

Primero hemos de crear un marco en la herramienta de diseño que queramos, y hacer un PNG con fondo transparente para cada elemento. Luego subimos el diseño a Facebook, ordenando los elementos en el Canvas. Nos dará una vista previa para saber si nos convence o cambiamos algo.

Cuando ya está listo y le hemos metido los detalles que hayamos querido, como la ubicación, lo enviamos a revisión. Según el propio Facebook, este proceso tarda menos de una semana. Parece mucho pero en realidad sólo es una vez, porque cuando ya está creado, el marco se puede usar siempre que se quiera, y también podemos utilizar otros ya hechos, sin diseñarlo nosotros.

Una vez que a Facebook le parece bien todo (los elementos están correctamente separados, el marco no “se come” a la foto, etc.), nos la acepta y ya tenemos nuestro marco disponible para quien lo quiera usar. Y por supuesto, con estadísticas para que nos piquemos a ver quién hace los mejores marcos.