Con el objetivo de hacer crecer el “boca a boca” del lanzamiento de Resident Evil 6, entre la comunidad que no juega y los aficionados, la experta en relaciones públicas Emma Thomas, mejor conocida como Miss Cakehead, creó todo un concepto alrededor de una carnicería que vendiera carne humana, con la ayuda de un experto en patología y otro en utilería.

Todo comenzó con la instalación de una supuesta escena de crimen colocada las afueras de algunas de la agencias y ediciones noticiosas más importantes de Londres. Posteriormente, la prensa fue invitada a la inauguración de esta carnicería que realmente estaba en funcionamiento, y donde se vendía carne animal con forma humana.

Una increíble manera de crear expectativa y emoción alrededor de algo tan trivial como el estreno de un videojuego.

via: http://gutenver.tv/