Foto: Ana Mañez Modelo: David Yella

Foto: Ana Mañez
Modelo: David Yella

Ana Mañez, responsable de marketing de varias cadenas hoteleras se quedó en paro hace 5 años estando embarazada. Los que trabajamos en este mundillo sabemos que en España hay muy pocas empresas que respeten tu horario, y si eres mujer y tienes hijos olvídate. La conciliación no se contempla.

Después de varias entrevistas fallidas y en vista del panorama, decidió actuar y reciclarse ¡y de qué manera! Ana es diseñadora gráfica y siempre había utilizado la fotografía como una vía de escape, una simple afición. Comenzó haciendo trabajos relacionados con el marketing on-line y el diseño gráfico, pero poco a poco la fotografía, lo que más le gustaba, fue ocupando más tiempo. Se ha formado en varias escuelas y se ha especializado en diferentes cursos de iluminación, empezó a moverse, a investigar, a acudir a talleres con shooting y voilà… empezaron a pedirle sesiones. Lo que me gusta a mí la gente que sabe reciclarse así.

Foto: Ana Mañez Modelo: Bermejus

Foto: Ana Mañez
Modelo: Bermejus

De su cuenta de Instagram (@anitamanez) me atrajo que la mayoría de sus fotos son de gente tatuada. Su repuesta es que esto ha sido fruto de la casualidad, a ella le llamaban la atención los barbudos, lo que ocurre es que la mayoría llevan tatuajes y los cuerpos tatuados tienen una belleza muy especial (ya os digo que el mío no tanto), y sin planificarlo, empezó a fotografiar a gente tatuada. Así, además de desarrollar su faceta de fotógrafa, ha podido conocer a gente a la que de otra forma no hubiera tenido acceso. ¿El resultado? IMPECABLE.

Por supuesto no solo fotografía a tatuados, otra de sus grandes pasiones son las fotos a embarazadas, bebés, familias. Le encantan los niños y el contacto con las personas. Ana es maja, sí. También hace fotos para hoteles, retratos en general para empresas, blogueros, eventos, bodas… Ana es una todoterreno, sí. Os dejo su web para que veáis todo lo que hace: www.anamanezphotodesign.es

Tiene cerca de los 3.400 seguidores y subiendo. Pocos me parecen. Así que ya sabéis, seguidla de cerca porque merece la pena, en serio.