Aquí viene el primer concepto SEO, la densidad de palabra (keyword density), es el número de veces que aparece el término de búsqueda en el interior del texto de una página.

A estas alturas ya debe tener claros los términos importantes, las keywords, de su web, que serán aquellas en las que su empresa es más fuerte. Pueden ser productos o servicios específicos, como ‘máquinas de secado industrial’; servicios localizados geográficamente, entre los que estarían ‘alquiler de barcos en ibiza’, ‘salones de fiesta en Valencia’; etc. Si ya dispone de una web, seguro que puede identificar sus secciones con alguna de sus palabras clave.

Las keywords no deben saturar el contenido de la página, ya que por encima de un porcentaje determinado – entre un 2% y un 6% – los buscadores, penalizan la página por contenido no entendible. Intente leer un texto donde 6 de cada 100 palabras sean la misma. ¡Es horrible!

La manera en que los buscadores cuentan las palabras no es igual a como lo hacemos los humanos, ya que ellos eliminan los pronombres, adverbios y palabras que consideran poco relevantes en el contexto de la web.