La nueva fiebre entre los adolescentes en Instagram es #DontJudgeChallenge. Se trata de colgar fotos o vídeos en los que aparecen lo más feos posibles, maquillados para parecer unicejos o llenos de acné y poniendo sus peores gestos. Si estáis pensando que vaya chorrada, os diré sólo que en el momento de escribir esto había casi 250.000 imágenes o vídeos que usaban el hashtag. Que se dice pronto. Y es que la gente ya lo hace hasta con sus mascotas…

IMG_1737

La idea, que podría traducirse como “El reto de no juzgar”, consiste en mostrar tu peor cara para evitar ser juzgado únicamente por el físico. En los vídeos se suele incluir, tras un breve corte que viene introducido normalmente por la mano del protagonista tapando la cámara, su verdadero yo, mucho más agraciado. Supuestamente el motivo de hacerlo es demostrar que es la misma persona, salga guapa o fea, que seguirá siendo igual con una ceja o perfectamente maquillada, con 3 dientes menos o con una dentadura perfecta. Supuestamente.

IMG_1738

El problema viene porque los chavales se esmeran en aparecer lo más sexy y atractivos posibles en la segunda parte del vídeo, dejando muy claro que sí, que dará igual ser guapo o feo, pero que ellos en realidad son así de divinos.

De ahí que muchos estén criticando la iniciativa porque en realidad puede estar afianzando aún más los estereotipos de belleza que amargan la existencia de muchos jóvenes: el acné, los dientes negros, etc., son conceptos recurrentes con los que los participantes en el reto se afean a propósito, profundizando así la creencia de los que sufren algunos de estos “defectos” de que son sinónimo de un físico que “no vale”, que no es suficiente para ser reconocido en la sociedad.

IMG_1742 IMG_1741

Y es que nunca se sabe cuándo un fenómeno se va a hacer viral en los medios sociales, ni de qué forma puede influir en la mentalidad de sus usuarios. En este caso, lo que parecía una idea cargada de buena intención puede que esté consiguiendo justo lo contrario de aquello que era su objetivo.

¿Qué opináis? ¿Es un movimiento positivo o lo único que hace es generar mayor presión sobre el físico entre los adolescentes?