Heineken ha construido una réplica al estadio de El Santiago Bernabeu, en el madrileño barrio de la Latina, con motivo de la final de la Champios League. Para la realización de esta pieza de ambient marketing, ha sido necesaria la colaboración de más de 20 personas que instalaron previamente un estructura metálica. La estructura pesaba un total de 8 toneladas y para cubrirla, necesitaron 15.000 botellas.

La miniatura del estadio ocupa una superficie superior a los 35 metros cuadrados y tiene unas dimensiones de 7 m de largo, 5 de ancho y 3 de alto. La estructura central está construida utilizando las conocidas botellas verdes de Heineken, mientras que algunos detalles exteriores se construirán utilizando la edición limitada de la botella de la final de Madrid. Esta edición limitada incorpora los elementos gráficos exclusivos de la final de Madrid.

Hasta el 23 de mayo se podrá disfrutar de esta escultura, que a más de uno le  entrarán ganas de beberse. y quien se acerque a verlo podrá ganar entradas para ver la final de la Champions