Ojalá no hicieran falta acciones como esta, pero desgraciadamente aún queda mucho para que dejen de ser necesarias. Mientras llega ese momento, no nos queda más que admirar esta última, como concepto y por lo que pretende conseguir.

Esta madrugada, el oso de la estatua “El oso y el madroño”, situado en la Puerta del Sol (en pleno centro de la capital)  ha aparecido atado.

El circo más triste accion street marketing

Los madrileños se han levantado con el oso que es el símbolo de Madrid atado por el cuello a su inseparable árbol de madroño con una cuerda roja. Esta original y sencilla acción se ha llevado a cabo como protesta por los circos con animales.

Bajo el lema #ElCircoMásTriste, se pretende que entre por fin en vigor la nueva ordenanza municipal que prohibe los circos con animales, aprobada en enero de 2017 por el Ayuntamiento de Madrid y que se encuentra actualmente paralizada.

La acción, que se ha acompañado de numerosos carteles y pegatinas por las calles del centro, intenta denunciar que mientras esta ordenanza no llega a hacerse efectiva, Madrid continúa permitiendo los circos con animales. De hecho, este mismo día 16 de noviembre vuelve a la capital el Circo Quirós, que ofrece espectáculos con animales salvajes en cautividad.

Se ha iniciado también una petición en change.org dirigida al Ayuntamiento de Madrid en la que se pide que la nueva ordenanza municipal entre en vigor lo antes posible.

A veces, las acciones más sencillas son las que mejor llegan al público. Y si además son por una causa como esta, merecen todo nuestro apoyo.