Para promover el consumo responsable en la India, Zara, un bar de tapas, en colaboración con Chennai Traffic Police, decidieron darle vida a Yama, el Dios de la muerte en el hinduismo.

Yama aparecía en cuanto tratabas de manejar con algunas copas encima.