Lo habéis visto, habéis oído hablar de él y quizá seáis parte de los millones de personas que han contribuido con sus likes a que el ya famosísimo huevo de Instagram rompa el récord mundial de interacciones, superando los 18 millones de me gusta de Kylie Jenner. Y vaya si Eugene, el huevo, lo consiguió. Llegó a los 52 millones de likes en su primera foto, de las 6 que ha publicado desde enero en la cuenta @world_record_egg.

El pasado viernes se comunicó que se descubriría lo que había detrás del huevo tras la Superbowl.

Pues bien, hace poco el huevo por fin se ha roto y ha quedado al descubierto la campaña que había detrás.

Resulta que la presión de conseguir ese récord de likes fue demasiado para Eugene, y por eso terminó por romperse. Con el vídeo que lo muestra, podemos leer lo siguiente: “¡Uf! Me siento mucho mejor ahora. Si sientes presión, visita talkingegg.info para obtener más información. Vamos a construir esta lista juntos“.

Si nos dirigimos a la página, encontramos un listado de servicios de salud mental disponibles en diferentes países.

Así que el misterio parecía resuelto, se trataba de una campaña en favor de la salud mental. Pero por otro lado hemos visto unas declaraciones del creador de la cuenta, el publicista británico Chris Godfrey, que afirma que la creó junto con dos colegas sin ánimo de publicitar nada, simplemente por batir el récord.

También ha habido rumores sobre la compra en masa de seguidores para conseguir estas cifras, como no podía ser de otra manera.

Sea como sea, tanto el récord como el huevo se han roto por fin.