El pasado 13 de marzo y con motivo de la tradicional fiesta de St. Patrick’s Day Parade que se celebra en Chicago, el río se tiñó de color verde, tal y cómo se viene haciendo los últimos 43 años. Lo que apenas saben los habitantes de la ciudad es que ésta es una actividad subvencionada que cada vez es más cara.

Este año le ha tocado el turno a Mc Donalds, convirtiendo el río en un Shamrock Shake gigante, que “ha vertido” su contenido en éste. La idea fue obra de la agencia de publicidad Leo Burnett.

Vía: creativity online