Los factores que influyen en la posición de los buscadores pueden dividirse en dos grandes grupos:
• Factores internos, que depende exclusivamente del propietario de la web y su equipo de desarrollo, del contenido de la misma y la manera en que se estructura la web.
• Factores externos, que requieren de la participación de otras webs o servicios externos para mejorar su posicionamiento.

Un buen contenido, que responde a las preguntas que el visitante tiene cuando entra a la página, es fundamental para el éxito de la web, independientemente de la posición que tenga en los resultados de los buscadores.

Para poder mejorar la rentabilidad de su web necesitará aplicar técnicas SEO, alguna campaña SEM, registrar la información con aplicaciones estadísticas, estudiar los resultados mediante el uso de la analítica web y diseñar planes de
acción para seguir obteniendo beneficios de internet.

Para comenzar con estas acciones SEO deberá organizar la información de manera adecuada y modificar algo del contenido de sus páginas web.