Fanta es mucho más que el sabor naranja y al igual que otras marcas de la compañía, ya era hora de rejuvenecerla. En esta ocasión el estudio Koto, ha sido el creador de este rebranding, que personalmente me encanta.

Trabajando en colaboración con el equipo de diseño de Coca-Cola, han creado la nueva identidad visual global de Fanta. Construido sobre el vibrante y afrutado sabor de Fanta, han hecho a mano el nuevo logotipo en papel para más tarde digitalizarlo y darle vida en el ordenador.

La estructura de marca ha sido adaptada  su vez para los países asiáticos manteniendo toda la coherencia de la marca.

Además el packaging también ha evolucionado, dando una volumetría al envase que se diferencia claramente del resto de bebidas refrescantes y de la competencia.

Además se han creado iconos de todos los sabores que comercializa Fanta, dando importancia al hecho de que fanta es mucho más que el sabor naranja.