Los españoles salimos del trabajo 2 horas más tarde que el resto de europeos. tenemos una ley inquebrantable: “nadie se levanta de su silla hasta que no se va el jefe”.

Así que en Heineken han ideado una forma de que los empleados españoles puedan ver los partidos fuera de su trabajo: “Un Jefe de Champions”. Esta campaña, obra de la agencia Leo Burnett, se basó en un complot a gran escala con el que “sacaron” a los jefes de las oficinas con la excusa de losPremios Directivos del Año, unos galardones que se convocaron a la misma hora que el partido de Champions League del pasado 15 de marzo.

¿Qué os parece?