Mi terreno en este blog son las redes sociales, pero también soy publicista, y mujer, y creo (espero) un poco coherente. Por eso no puedo evitar que el post de hoy sea una opinión que nada tiene que ver con el social media.

El nuevo spot de Renault Scénic muestra a un grupo de hombres que cantan en susurros porque llevan en el coche a un bebé dormido. Llegan a una casa, dejan al niño con su madre y vuelven al coche a cantar a voz en grito de camino a animar a su equipo en un partido de fútbol. El eslogan reza: Son padres. Pero son hombres.

Tenemos que entender, entonces, que todos los hombres son iguales? Y no salen muy bien parados…  Da igual si son padres, ellos siguen siendo inmaduros, están deseando dejar al niño para irse al fútbol y chillar. Esa es la conclusión? La verdad, esto no debería pasar de mera anécdota. Es una broma sin mayor importancia, y así me la tomaría si no hubiera tanta obsesión cuando el asunto es al contrario.

Qué pasaría si las protagonistas fueran 4 mujeres que, tras dejar al niño, se pusieran a hacer algún tópico de mujeres, como limpiar, cotillear, criticar…? No quiero imaginar la reacción de las asociaciones que buscan la igualdad!

Y lo que me pregunto es ¿entonces se puede bromear con los topicazos de los hombres, pero no de las mujeres? Un chiste en televisión diciendo que los hombres no pueden hacer dos cosas a la vez va seguido de aplausos y risas. Si lo que se afirma es que las mujeres son más débiles o están menos preparadas para un trabajo, lo menos que se escuchará es un grito unánime acusando a quien lo diga de machista.  Y eso, si no tiene que terminar pidiendo disculpas.

Entonces no tengo otro remedio que pensar que las propias mujeres que reivindican la igualdad hasta el extremo de permitir burlas sobre los hombres pero no sobre ellas, son las primeras que se sienten inferiores.

Es obvio que no se debe bromear sobre colectivos débiles o desfavorecidos. A nadie se le ocurriría hacer burla en medios de comunicación sobre discapacitados físicos o psíquicos, niños, refugiados de guerra… y tampoco sobre mujeres? Y sobre hombres sí? Esto lo dice todo acerca de cómo se ven ellas mismas.

Estoy a favor, por supuesto, de la igualdad laboral, salarial, en las tareas domésticas, en el cuidado de los hijos… Y el anuncio no me parece de mal gusto, ni sexista, ni nada parecido. Lo único que no me parece bien en toda esta historia es que no pudiera hacerse al contrario.