Snapchat es el bombazo del momento. Su expansión, sobre todo entre los más jóvenes, no tiene comparación con ninguna otra red, y eso se debe a su punto diferenciador, que es lo efímero de sus contenidos.

Así que Instagram se ha puesto manos a la obra y ha lanzado Instagram Stories, una nueva opción para publicar, como en Snapchat, contenidos que desaparecen al poco tiempo de haberse publicado.

Según se van subiendo, las imágenes aparecen en forma de película, de ahí su nombre. Y a las 24 horas, desaparecen tanto de esta sección como de la biografía y no se pueden volver a ver.

Otra de las diferencias con las publicaciones normales es que no se les puede dar un like o hacer un comentario en ellas. Si se quiere comentar algo, ha de hacerse mediante mensaje privado. Eso sí, podemos ver quién ha visto cada foto y cada vídeo.

En cuanto a la privacidad, la de las historias será la misma que tengamos en nuestra cuenta normal. Si la cuenta es privada, tendrán que enviarnos una solicitud para verla. Y además, podremos elegir si no queremos que alguien concreto las vea, aunque sea seguidor.

Y por último, tenemos la opción de publicar una parte de la historia en el perfil. La verdad es que tiene bastantes posibilidades, lo que no sabemos es la aceptación que tendrá. ¡Tendremos que esperar para verlo!