Cuando me dí de alta en Quora, la nueva red social de preguntas y respuestas, pensé que estaba en inglés porque era nueva y aún no la habían adaptado a otros idiomas. Pero utilizándola me encuentro con un usuario que pregunta a los responsables de la página si tienen pensado abrirla a otras lenguas.

Y la respuesta oficial me deja sorprendida: no sólo no van a traducir la web, sino que pretenden que todas las preguntas se planteen y se respondan en inglés. Y es que esa es una de las normas de utilización que hay que cumplir si no queremos ver cómo nuestro post, o incluso nuestra cuenta, se bloquean.

Pero lo que más me asombró fue la cantidad de comentarios de usuarios que apoyaban esta forma de verlo. El argumento es que si cada uno se pone a preguntar en su idioma, eso se va a convertir en una torre de Babel, y que si todos escribimos en inglés, el mundo entero lo entenderá y podrá leer y contestar, sin perder las preguntas que se formularan en otras lenguas.

Y yo me pregunto… si seguimos esta línea, Internet debería estar escrito íntegramente en inglés…? ¿Os imagináis qué gran pérdida de información si todos aquellos que tienen una web en chino, en español o en francés, no la compartieran porque no son capaces de hacerlo en inglés?

Sé que si alguien plantea una pregunta interesantísima en alemán en Quora, yo no tendré acceso a ella ni a sus respuestas. Pero posiblemente tampoco la tendré si esta norma sigue vigente, puesto que nadie me asegura que ese usuario sea capaz de expresarse en inglés.

Quien quiera que un número más amplio de gente lea y conteste sus preguntas, puede hacerlo en inglés. ¿Pero qué tiene de malo que ese sector de la población que no sabe idiomas también tenga opción a aportar aquello que sabe entre los que hablan su lengua?

Creo que de esta forma no se amplía esta red social, sino que por el contrario se limita y mucho.