Si estás en un grupo con gente a la que no conoces bien (o conoces bien y le gustan las bromas pesadas), quizá es el momento de salirse, porque ahora que se ha popularizado la forma de bloquear a todos los números que formen parte del grupo, estás en riesgo de quedarte sin poder usar la app, ni allí ni con otros contactos.

Es algo tan sencillo que rápidamente se ha extendido y está fastidiando a muchos usuarios. Os contamos en qué consiste.

Los mensajes de Whatsapp están cifrados, como sabéis. Esto implica que desde la compañía no pueden entrar en tus conversaciones ni saber qué dices o qué tipo de imágenes compartes. Por tanto, su único control posible es a través de los nombres de los grupos y de las fotos de perfil de los mismos.

Hay temas con los que Whatsapp, como cualquier empresa o persona, tiene tolerancia cero, y entre ellos está, lógicamente, la explotación infantil y el abuso de menores. Por ello, cuando localiza un grupo (y lo hace muy rápido) cuyo nombre es sospechoso, directamente bloquea a todos sus miembros.

Es decir, basta con que el gracioso de turno cambie el nombre del grupo a «Child porn» para que, de forma casi inmediata, todos sus integrantes se queden sin poder usar la aplicación, recibiendo un mensaje sobre que su cuenta en Whatsapp ha sido bloqueada por infringir sus normas.

Si esto te resulta un problema porque Whatsapp se ha convertido en una de las herramientas fundamentales en tu trabajo para relacionarte con clientes, como nos pasa a muchos, tienes dos opciones. O bien te sales de todos los grupos que tengan a alguien susceptible de hacer «la gracia», o bien te encargas de que el resto de miembros de aquellos grupos que gestiones no tenga los permisos necesarios para cambiar el nombre ni la imagen del grupo. Para ello, si eres administrador, solo tienes que entrar en «Configuración del grupo», seleccionar «Editar info del grupo» y marcar «solo administradores» en lugar de «todos los participantes».

Dado que, como es lógico, por una broma de mal gusto Whatsapp no puede cambiar sus políticas en este sentido, lo más razonable sería tomar alguna de estas precauciones que, aunque puedan parecer exageradas, nos pueden librar de un problema.