Soy de las de cuaderno y boli. Aunque parezca increíble, vivo pegada al móvil y al ordenador pero necesito un papel para centrarme en algunas cosas. Sobre todo cuando estoy en una reunión de trabajo y para organizar mi día. Si no lo apunto, se me olvida. Siempre. Así que apunto todo.

He probado mil herramientas de gestión de tareas, algunas muy interesantes, pero siempre vuelvo a mi cuaderno de cuadros, así que he dejado de intentarlo porque sé que ninguna termina de convencerme y las acabo desistalando cuando me falta espacio.

Pero he conocido Firefiles y creo que esta vez sí se puede decir que es diferente. Es más, que lo cambia todo. No se trata de una agenda online en la que tienes que ir apuntando citas o tareas, sino de una extensión de Chrome que las detecta sola.

Por ejemplo, pongamos que recibes un email de un compañero que te pide que le eches un vistazo a una presentación que quiere entregar y de la quiere saber su opinión. Estás a tope de trabajo y le contestas que lo harás cuando llegues a casa. O estás hablando con Facebook con un amigo y quedas en llamarle el viernes para ver qué tal la entrevista de trabajo. Ambas situaciones tienen muchas papeletas para que te olvides de ellas, o al menos que seas puntual. Posiblemente al día siguiente por la mañana recuerdes que no miraste la presentación, y el lunes recuerdes la entrevista de tu amigo, porque no son el tipo de “tareas” que añadirías a tu agenda, sea del tipo que sea.

Pues bien, Firefiles se encarga solito de estas situaciones (y de muchas otras). Cuando detecta palabras o frases que pueden implicar una cita o tarea, directamente hace saltar una ventana y te pregunta si quieres añadirlo a tu calendario o prefieres borrarlo. Un click y lo tienes descartado o agendado.

Además, es capaz de detectar si en una misma conversación se ha hablado en un momento dado del día en el que está previsto algo, como puede ser una reunión, y más adelante se fija la hora.