Los gradientes o degradados es un recurso muy utilizado en el día a día de cualquier diseñador, aunque no siempre es utilizado de la forma correcta.

Hoy sin embargo os traemos unos buenos ejemplos de packaging en los que el degradado ha sido utilizado de forma acertada, dotando al diseño de fuerza visual.

¿Cuál es vuestro favorito?