A primera vista el diseño de Chris Chapman parece de difícil implementación; Ahora habría que decir que el papel fue tratado químicamente con una cobertura ecológica en base a almidón para evitar que este absorbiese los sabores, los olores, y no altere el color y la humedad del producto. Una alternativa interesante y sustentable para evitar la contaminación que producen las bandejas de plástico de este segmento de empaques.