Prácticamente cualquier producto de consumo tiene un exceso de packaging, que se excusa en almacenaje o en la necesidad de contener información de composición de producto. Pero la realidad, es que se malgasta en muchos de los casos papel y plástico, haciendo que sus embalajes no sean sostenibles y que sigan maltratando el planeta.

Por eso, hoy os traigo un proyecto académico, que espero que salga a la luz y se ponga en práctica en poco tiempo. El creador es Allan Gomes de «Federal University of Minas Gerais»

El objetivo era desarrollar un diseño de packaging sostenible para la pasta de dientes sin que afectara a la durabilidad mientras se transportaba o apilaba en los estantes. Para la investigación se utilizó la pasta dental Colgate como objeto de estudio. Coolpaste no solo obtuvo un cambio de imagen física que era mejor para el medio ambiente, sino que los elementos gráficos del producto también se actualizaron para reflejar el objetivo del proyecto.

La caja de papel se eliminó después de un estudio detallado en el punto de venta sin que afectara la integridad de la pasta de dientes. Esto hizo que el producto fuera más liviano, redujo el desperdicio y la marca simplificada también eliminó las tintas químicas, lo que hizo que Coolpaste fuera un éxito en términos de diseño sostenible y diseño ecológico.

En la propuesta final, Coolpaste se presentó como un producto que se colgaría en lugar de apilarse y su embalaje no solo era reciclable sino también biodegradable. Este diseño resolvería los problemas logísticos y ambientales para las marcas mundiales de pasta de dientes si se implementara.

.