Cada vez que Instagram hace “limpieza” de seguidores, las cuentas en general notan una bajada de seguidores que no suele ser demasiado significativa y las que compran seguidores se quedan temblando, compuestas y sin followers (con lo que les costaron).

Tengo que reconocer que me encantan estas purgas. Por un lado, ver cómo el competidor que un cliente siempre te pone de ejemplo se queda en la mitad de seguidores es siempre un buen argumento para que te deje seguir trabajando como lo haces y no insista más en copiar estrategias que rozan el absurdo. Por otro lado, evitan durante un tiempo que los pseudoinfluencers interesados en que les regales productos te mareen con sus cifras astronómicas que se ven a la legua que han conseguido a golpe de tarjeta.

Pero esta vez ha sido distinto. De repente, casi todas las cuentas (de empresa, personales, de influencers y de todo tipo) amanecieron con muchos menos seguidores. Muchos. Por poner un ejemplo, Ariana Grande tenía 3 millones de seguidores menos que el día anterior. Que se dice pronto. No es la única que los perdió por millones. Selena Gómez, por ejemplo, perdió 2 millones el mismo día.

El escándalo estaba servido. Es difícil saber si realmente todos esos millones de personas eran cuentas inactivas o falsas, pero lo que no es tan difícil es imaginar el enfado de muchas de las cuentas más importantes de la red.

Tras un día de publicaciones incesantes sobre los followers perdidos… al día siguiente aparecieron de nuevo. Instagram publicó en todas sus redes que se había tratado de un fallo: “We’re aware of an issue that is causing a change in account follower numbers for some people right now. We’re working to resolve this as quickly as possible.” Pero muchos lo han entendido más bien como un paso atrás en vista de las consecuencias de una purga tan masiva.

No sabemos si realmente ha sido un error o una limpieza demasiado a fondo que al final no compensó, pero si es lo segundo casi seguro que iremos viendo cómo van desapareciendo esos mismos seguidores pero más poco a poco.

¿Qué opináis?