Raw, no es sólo un formato de imagen, también es una marca de pasteles, y el estudio de diseño americano Pearlfisher, ha realizado el packaging con enorme buen gusto, en el que integra una ventana, a través de la cual se puede ver el producto que vamos a comprar.