Para sensibilizar a los viajeros franceses, la SNCF ha puesto en marcha una acción de ambient marketing que no deja indiferente a nadie

Un gigante chicle y  un cigarrillo 5 metros de altura, han aparecido en la estación de tren Marsella St Charles . Una operación que tiene como objetivo hacer que los usuarios sean conscientes de la «incivilización» de los usuarios.