Chris McVeigh es de esos artistas que se ha hecho un hueco en el mercado dedicándose a la pasión que ha tenido desde niño: jugar con Lego.

Ahora realiza un montón de creaciones con esas piezas a muchos de nosotros nos encantan, y que nos hacen desconectar de la realidad durante horas.

Hoy os traigo una nueva serie que me ha encantado, entre otras cosas porque me trasladado a mi infancia con el Spectrum o a las largas horas escuchando cintas de cassette. Y por supuesto ha generado una sonrisa en mi cara cuando he visto mi primer Macintosh en Lego con su interior y todo diseñado, o la primera consola que él tuvo, que también fue la mía 🙂

Si queréis comprar alguna de estas piezas podéis adquirirlas aquí