Muchos de los que leeis este blog utilizáis herramientas informáticas para mejorar vuestras fotografías. Y los que tenemos unos añitos más tenemos esa gran tarea pendiente de pasar las diapositivas que nos hacían nuestros padres a diestro y siniestro, a un formato digital, donde poder almacenarlas de una forma mucho más sencilla, y con menor riesgo a que se estropeen y perdamos para siempre esos recuerdos.

La forma más sencilla y económica, aunque no de muy buena calidad, es la de proyectar la diapositiva sobre una pared lisa y luego, realizar la foto con una buena cámara apoyada de su trípode. Desde luego este es el método más barato, pero desde mi punto de vista no el más eficaz.

La segunda opción que te proponemos es escanearlas con un escaner de buena calidad y luego, realizar una edición de esas fotografías con Adobe Photoshop o algún programa de edición de imagen. Si crees que todavía no eres ducho en estos programas o quieres aprender más sobre retoque digital de imágenes, te recomendamos que te pases por Coco School, una escuela de esas que molan y que además está especializa en una amplia gama de másteres relacionados con distintas áreas profesionales del diseño, la fotografía y la creatividad publicitaria. Lo que más nos gusta de esta escuela es que las clases son 100% prácticas y están impartidas por profesionales de amplia experiencia profesional.

¿Queréis más información de cómo pasar las diapositivas a foto digital? Mirar este tutorial para pasar diapositivas a fotos digitales donde encontraréis un montón de trucos más.