Chevrolet ha llamado la atención de todos los londinenses al aparcar en las calles de Londres una réplica del Chevrolet Orlando realizado con plastelina azul de Play-Doh. El coche fue elaborado por 8 personas durante 2 semanas y pesa 1,5 toneladas.

Esta llamativa estrategia de street marketing pertenece a la campaña Inner child y se realizó en el centro de la ciudad de Londres, Inglaterra.

via: briefblog