La cantidad de información que su empresa puede generar es muchísimo mayor de la que publica en internet, y puede ser de interés para alguno de los actores del mercado (socios, trabajadores, proveedores y, por supuesto, clientes).

La ventaja de esto sobre el posicionamiento en buscadores es clara: a los buscadores les gusta ofrecer contenido reciente. Desde mediados de 2.007 los resultados de Google integran en su página principal muchísimas referencias a blogs. Su nivel de rastreo es inferior a una hora, es decir, un artículo publicado en un blog aparece en Google en cuestión de 20-40 minutos. El robot indexador de Google clasifica las webs y, si es un blog, las marca para visitar la web de manera diaria, incluso varias veces al día. Esto aporta frescura al contenido de los resultados, aumenta el posicionamiento y, de manera independiente, genera más información en su web, lo cual es útil para el usuario de la misma.

Fuente: libroseo.net