La opinión es unánime. Más allá de ideologías políticas, si alguien supo sacar partido tanto al famoso y cara a cara como al debate a cuatro sin siquiera estar allí representado fue IU.

Grandioso el equipo que tiene que haber detrás de estos tuits en la famosa cueva, no me digáis que no:

Empezaron con los gatitos, aprovechando que más de una vez Alberto Garzón había publicado tuits en los que aparecían los dos que tiene (que ya son más famosos que algunos candidatos). Primero preguntando sobre ellos luego haciendo una encuesta y tras comprobar las preferencias del público, sacando el hashtag #gatetescongarzon.

Viendo la respuesta de la gente, se vienen arriba, y ya que están, deciden no cortarse. Están conectando con el público que más les interesa, y lo saben. Así que siguen con otros que no tienen desperdicio.

No nos extenderemos en ellos porque fueron muchos y seguro que los habéis leído, pero durante el propio debate, merecía la pena seguir sus comentarios

El día anterior al mismo, el hashtag #FaltaGarzon se tuiteó 98.375 veces, fue lo más retuiteado del debate y los tuits de la cuenta de Izquierda Unida se vieron 4,4 millones de veces, que se dice pronto. Para lograr una respuesta como la que han conseguido en Twitter hace falta un equipo 10. Tiene que haber communities con la frescura y el ingenio necesarios para estar constantemente tuiteando en directo contenido que el usuario decida compartir. Tiene que haber valor por parte de “los de arriba” para aceptar una estrategia como esta (que no nos engañemos, podría haberles salido mal), y tiene que haber quien tenga la idea y las santas narices de proponerla. Que no es fácil.

Por supuesto, hay opiniones para todos los gustos. Desde los que preguntan si han contratado al CM de @policia hasta los que creen que esto no hace sino dañar la reputación del partido y del candidato.

Están, como siempre, los que creen que esto es cosa del community, que decide por sí mismo sin contar con nadie y se lleva las culpas y los méritos

Y la conclusión es la de siempre: ¡Que despidan al CM! Grandes expertos dando grandes consejos.

Pero en definitiva, se trataba de hacer ruido, de compensar la desventaja de no estar presente en los debates más mediáticos. Y sí, claramente lo han conseguido.