Si el sitio web es penalizado por Google y pierde posicionamiento, llegando al resultado 200-300 del buscador, lo primero que se debe hacer es resolver el motivo de la penalización: cambiar el código interno de la página, modificar el funcionamiento de la base de datos, encontrar el código malicioso y eliminarlo.

En resumen, los pasos a seguir para salir de la penalización son:
1. Arreglar el código HTML para eliminar el motivo de la penalización
2. Cambiar la web de servidor
3. Cambiar las DNS que dirigen a la web
4. Solicitar la revisión del sitio web desde la Herramientas para Webmasters de Google (Google Webmaster Central)