Aunque este dicho popular les fastidie a muchos copys, en esta campaña de Fuji Underwater se cumple a la perfección. Vean y juzguen.