Cada día, en la agencia intentamos hacer la mejor campaña posible para cada producto, independientemente de si luego el cliente tiene valor o no para “comprarlo”. Y sin embargo estoy harta de ver como grandes agencia descuidan su “self-promotion” haciendo campañas bastante cutres. Porque ¿de qué sirve tener en las estaterías un paisaje a base de soles y leones, si luego no eres capaz de hablar bien de tí, más alla de los premios?

Por eso hoy s quería mostrar las piezas que han realizado la agencia londinesa Roundel

www.roundel.com / roundelflickr