La estación de Metro de Sol y la línea 2 del suburbano llevarán el nombre de Vodafone durante tres años, un acuerdo publicitario que permitirá aumentar los ingresos en esta partida un 10 por ciento anual, lo que se traduce en un millón de euros por año, partiendo del dato de los 10,3 millones de euros de beneficios que obtuvo Metro en ingresos publicitarios el año pasado.