El 8 de marzo es una fecha de reivindicación y de celebración. Reivindicación de las demandas que siguen pendientes en lo relativo al reconocimiento del ejercicio pleno de los derechos humanos, políticos, económicos y sociales de todas las mujeres. Es también una fecha de celebración por los logros alcanzados, una ocasión para recordar a las luchadoras que nos precedieron y de cuyas conquistas disfruta la sociedad en conjunto.

La campaña estará presente en mupis, marquesinas digitales, en las pantallas de Callao, en las redes sociales, con cartelería, chapas y un desplegable que recoge algunos de los hitos en la historia de la conquista de derechos de las mujeres en España.

La campaña ha sido creada por el estudio valenciano Yinsen en la que seis manos de diferentes colores son las protagonistas.

Consta de seis piezas gráficas en las que una mano es la protagonista. Estas ilustraciones van acompañadas de seis frases: «No será la suerte»; «No servirá esperar»; «No servirá pedir permiso»; «No será el rock-roll»; «No será a la fuerza», y «No será la obediencia». Todas ellas contestadas con la siguiente afirmación: «Será el feminismo».