Ten­te­nu­blo, es el nombre de este vino que me ha cautivado por su etiquetado.

El ten­te­nu­blo es un re­pi­que de cam­pa­nas uti­li­za­do an­ti­gua­men­te en tie­rras es­pa­ño­las pa­ra ale­jar las tor­men­tas de gra­ni­zo. Par­tien­do de su sig­ni­fi­ca­do Calcco, ha creado una eti­que­ta en­vol­ven­te don­de el pro­ta­go­nis­ta es la pro­pia mar­ca y su sig­ni­fi­ca­do a tra­vés de una ilus­tra­ción con cier­to ai­re có­mi­co: Una campana que persigue a una nube.

Una pre­sen­ta­ción de­sen­fa­da­da, di­ver­ti­da e inusual, una pre­sen­ta­ción que no os de­ja­rá in­di­fe­ren­tes.