La compañía con base en Nueva York, Squarespace, dedicada a crear websites, presenta por primera vez un spot en el Super Bowl XLVIII.