Captura de pantalla 2015-09-30 a las 10.43.51

Hoy he conocido esta batalla de tuits. ¡Con lo que a mí me gusta una batalla de tuits si es buena! Lleva poco tiempo y tendremos que ir viendo cómo se desarrolla, pero de momento tiene muy buena pinta. Se trata de Asesores vs Cuñados, de Seguros El Corte Inglés.

Parte de un concepto que me parece brutal porque es algo que todos tenemos en la cabeza, no hay nada que explicar: seguir los consejos del asesor o del cuñado en materias como inversiones, seguros, etc. Pero es que además está muy bien bajado. Se puede seguir en Twitter (el asesor es @ECISAsesor y el cuñado @ECISCunado) o entrar en su web. Allí no sólo se puede seguir la batalla, sino que se han currado la experiencia de usuario de forma que consiguen que pases un rato agradable visitando una web de seguros, que ya es difícil.

Nada más entrar te encuentras al cuñado, que se dirige directamente a ti, y después te da la opción de participar de forma muy sencilla en el sorteo de una caja de experiencias, simplemente dando el mail y votando por uno de los dos. Y allí puedes ir viendo cómo van las votaciones (de momento gana el cuñado, y cada vez con más diferencia). Y después es inevitable quedarte leyendo las discusiones en directo de ambos. El cuñado, por ejemplo, diciendo que el asesor será muy guapo pero él es el rey de los guateques y el asesor respondiendo: “¿Guateques? ¿Pero en qué siglo vives?”.

Hay 3 hashtags para seguir la batalla: el general: #AsesoresContraCuñados, y los dos con los que la balanza se va inclinando a favor de uno u otro, que los protagonistas van usando a su vez (cada uno el suyo): #MeFioDeMiAsesor y #MeFioDeMiCuñado.

Sólo queda por ver si van a ser igual de rápidos en sus interacciones con el público, si una vez que la conversación se extienda y no haya posibilidad de seguir un guión responderán con la misma agilidad, si mantendrán una improvisación sorprendente y entretenida, que es un reto complicado. Pero de momento parece que el equipo que hay detrás sabe lo que hace, y seguramente nos vamos a reír siguiéndolo.

¿Qué os parece? ¿Os fiais más de vuestro asesor o de vuestro cuñado?