La respuesta es clara: la construcción de un proyecto web involucra a diseñadores y programadores, dirigidos por un responsable de proyecto en dependencia del departamento de marketing de su empresa. Por lo tanto, la labor SEO comienza con la construcción de la web, haciendo pequeños cambios que no afectan demasiado a los programadores, y sí un poco más a los diseñadores. Lo más importante de todo es que si va a dedicar esfuerzos en SEO, tenga la seguridad de que lo que el SEO recomienda, se debe hacer.

La primera labor del SEO es crear una estructura de páginas coherente, fácilmente localizable por el buscador y los usuarios, con contenido sencillo de navegar y aportando ideas de usabilidad y accesibilidad, para mejorar la velocidad de acceso, la importancia de las distintas secciones, etc.

Todas estas tareas ayudarán a que la web sea más útil para el visitante, y por supuesto, mejor para posicionar en los resultados de los buscadores.

El SEO y cómo está hecha la web, a quien va dirigida, y el contenido que muestra están totalmente relacionados, y no se puede pensar en SEO sin hacer cambios en la web. Estos cambios son sencillos, cuestan poco dinero (en comparación con el diseño o la programación), y le permitirán entrar en el paso siguiente al SEO, la analítica web y posterior optimización de su web.

Fuente: libroseo.net