Malas hierbas mutantes, es como han denominado los autores de este proyecto, una especie de protesta artística contra la contaminación lumínica que se está llevando a cabo en la ciudad de Madrid, España.

 


Al parecer el Concejo del Medio Ambiente del Ayuntamiento de Madrid realizó cambios en la normativa de los rótulos de las farmacias, de modo que ahora su luz no solo es demasiado potente, también despide un intenso color verde lumínico que invade diversas áreas a su alrededor.

A manera de sátira, luzinterruptus los responsables de la campaña, han plantado en el asfalto pequeñas varitas lumínicas a manera de vegetación en los principales puntos que rodean la farmacia. Según explican, son una manera de hacer ver lo que podría ser el futuro, plantas que han sido bañadas por la luz neón de los anuncios y de cierta forma su fotosíntesis se ha visto afectada creando estas nuevas plantas mutantes.

 

via:isopixel.net