Hasta que no vi The Big Bang Theory, yo no tenía ni idea de lo que era «La Teoría de las Cuerdas». Pero la verdad es que hoy no vengo a hablar de física teórica, vengo a mostrar el corto Cuerdas que este año fue el ganador del Goya al Mejor Corto de Animación, y que me ha emocionado. Porque una cuerda vale mucho más de lo que pensamos, porque es muy fácil hacer felices a los que nos rodean, y a veces lo hacemos muy difícil, y porque una vez más los niños nos demuestran, que son ellos el verdadero motor del mundo.

Aquí os dejo el corto. Realmente merece la pena verlo.

Dirigida por Pedro Solís este corto cuenta una historia muy personal, ya que se inspira en la discapacidad de su hijo Nicolás, afectado de nacimiento por una parálisis cerebral.

Nicolás inspira al personaje principal, un niño que llega a un colegio nuevo y se encuentra con María, compañera de colegio. La rutina de María en el cole se verá alterada por la llegada de este niño especial y pronto se convertirán en amigos inseparables.