Hace pocos meses me hice fan de un grupo de Facebook porque mi marido me comentó que tenían zapatillas que le gustaban, y pensé que sería bueno seguirles para acordarme de su nombre cuando quisiera hacerle un regalo. No esperaba que me sorprendieran, pero lo hicieron.

Non Stop Sneakers es una tienda de zapatillas que ha sabido sacarle todo el partido a esta red social. En su grupo no destaca una land page de complicada programación, ni carísimas promociones, ni imaginativas y diferentes acciones cada día. Pero estoy segura de que venden más desde que abrieron el grupo.

Lo utilizan como una plataforma de venta más. Cuando les van llegando novedades, las fotografían y las publican, especificando su precio, siempre con envío incluido. Lo mismo que otros hacen con su web, sólo que de esta forma no sólo se ahorran la programación de la página, sino que además no tienen que esperar a que sus clientes potenciales decidan entrar a visitarles. Abren su Facebook y allí está la tentación en forma de New Balance o de Nike.

Y su otro punto fuerte es la atención. Es habitual ver comentarios en fotos preguntando si tienen determinado producto en otro color, o si les queda una talla en un modelo concreto. Y siempre tienen respuesta, además bastante rápida. Si no tienen lo que les piden avisan cuando les llega, muestran otras opciones…

Si a esto le sumamos que cuentan con un producto ya de por sí atractivo y con buenos precios, creo que son un ejemplo de éxito en la gestión. Y un referente que demuestra que a veces no son necesarias grandes inversiones, sino ser capaces de aprovechar lo que más nos convenga de todo lo que nos pueden aportar las redes sociales.